Sonia, dormilona

Es una realidad que los mejores muñecos tejidos a ganchillo, son los rusos, no sé cómo lo hacen, pero consiguen enamorarte al momento. 
Muchas diseñadores no son dadas a compartir sus patrones, sino que venden el producto final. Y si tienes suerte y das con alguna que venda patrones, está la barrera del idioma.
No sé cómo, llegué a Lollipop y vi a Sonia, se la enseñé a Sara y no quedó más remedio, se puso la maquinaria en marcha (es lo que tiene que hagas muñecas, tu hija las vea crecer y las vea irse… en el momento en el que le dices que una es para ella, se pone como loca) 

Esta vez, le he dado color a la cara con ceras pastel (¡las tenía desde la facultad sin usar!)
Lo sé, las cejas han quedado un tanto extrañas, es parte de su encanto…

¡Tachán!

Aquí, la dueña, que no podía esperar a que terminara con las fotos:

Así da gusto hacerles muñecos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *