Gertrudis, una dragona muy especial

En un grupo de whastApp al que pertenezco, decidimos hacer un cal (consiste en elegir un patrón y hacerlos todos a la vez, cada uno con su toque) Tenía muchísimas ganas de hacer este patrón de Mala Designs, así que lo propuse y resultó elegido.
Es lo más grande que tejo desde Pio

Sara lleva mucho tiempo viendo que hago muñecos chulos, me pregunta para quiénes serán y la pobre se conforma aunque no escuche su nombre. Sin que la vea, los coge y los abraza (obviamente muero de amor cuando la veo)

Acostumbro a hacer todas las partes y coserlas al final, pero nada más que la cabeza ya era gigante y llevaba mil partes pequeñas que iba a perder, así que tuve que ir cosiendo poco a poco:

Una de las veces que Sara me preguntó para quién era, le dije que para ella (os podéis imaginar su cara de sorpresa y alegría) y, cómo no, se ha implicado en el proceso de creación:

Aquí todas las partes a excepción del cuerpo y la cabeza (no está mal, eh?)

Y, ahora sí: ¡TACHÁN!

Cuando os decía que era una dragona muy especial, me refería a que me ha resultado muy gratificante hacerla, saber que era para Sara, que ella la estaba esperando… ver su cara cuando, de repente, tenía un brazo más o ya tenía las piernas en su sitio… ha sido muy bonito y su cara cuando por fin estaba terminada… esa sensación no se paga con nada en este mundo!

Gertrudis ha venido a quedarse en la familia, cariño no le faltará! Esperemos que nos dure muchos años

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *