Mary Poppins para Mamá

A cierta señora, después de mucho insistir, le hice un bebé chiquitito y tierno porque lo quería llevar en el bolso. Ésta misma, no dudó en dárselo a la primera niña pequeña que se lo pidió y, no contenta con haber regalado un regalo (cosa que detesto), me pidió encarecidamente que se lo repusiera.
Le di largas mientras pude, pero esta señora no perdía la oportunidad de recordármelo y recurría al chantaje más vil jamás visto.
Bien, esa señora es mi madre…
Se acercaba su santo y, el regalo estaba claro: le iba a hacer una muñeca (aunque dudaba entre tres)
Al final, me decidí por Mary Poppins (patrón de Amour Fou) porque me recordaba mucho a mi niñez y, porque ella es, prácticamente, perfecta en todo.

¡Tachán!

Durante todo el proceso conté con la vigilancia y el acompañamiento de Sara que quería “catar” el regalo de la abuela:

Aquí, pasando el control de calidad: ¿achuchable? ¡Sí!

He disfrutado un montón haciéndola y más pudiendo observar la cara que puso cuando la vió (aunque ya ha dejado caer que también quiere el paraguas y el bolso… ¡Ay, señor!)

¿Qué os parece?

5 comentarios en «Mary Poppins para Mamá»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *