Angry pajarito

¡Buenas!
Llevo mucho tiempo sin dejarme ver por estos lugares, pero la culpa es de telefónica que se niega a darme conexión en mi casa…

Siguiendo un poco el orden en las creaciones, toca este pequeño pajarito. He de reconocer que lo hice de forma desinteresada, pero a la hora de dárselo al dueño quise buscar mi propio beneficio, os cuento: el pajarito se lo hice al jefe de mi gordo, que por entonces lo tenía secuestrado en tierras lejanas. Pero, ¿dónde entra mi beneficio? Le dije que si quería más yo quería a mi hombre en mis tierras, era cuestión de llegar a un acuerdo. No cuajó.

Por partes:

¿Falta algo?

 ¡qué ojos!

 Pero, ¿y la colita?

Pues sí, se me olvidó que también lleva colita…

Por cierto, aprovecho para decirle a una niña muy bonita que ya mismo saldrá aquí su muñeca, pero antes le toca a la muñeca de su hermana. (¿Enterada, Leticia?)

1 thought on “Angry pajarito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *