Pauli

No sé si he dicho en algún momento que tengo 10 preciosos sobrinos (a los que ya tendría que referirme como guaperas y bombones). Pues bien, hasta el momento, no les había hecho ninguno de mis kekos y eso no podía continuar así.

Pensé que la familia iba a ser lo primero, aunque eso me llevara tiempo…

Así “nació” Pauli. En principio no pensé hacer una muñeca, porque nunca me han llamado la atención en exceso, pero no sé por qué terminé haciéndola para Miriam, la penúltima niña de mis sobrinas y de las más locas, y acabó siendo la primera de varias.

Así me recordaba a la novia de Gollum:

Como no había hecho antes ninguna así, no se me ocurrió pensar en el pelo hasta que me puse manos a la obra y opté por ir pelo a pelo y sí, hay mucho…

¿Gesto sorprendido? jijiji. Reconozco que tardé en darme cuenta de la expresión de sorpresa que le puse, pero ya está solucionado, hace unas semanas, sometí a Pauli a unos retoques: ojos (menos sorprendidos), cuello (más fuerte) y orejas (acolchaditas), pero acabo de darme cuenta de que no tengo las fotos aquí, jum!

El nombre se lo puso mi señora madre, pero si hubiera sido por Miriam se hubiera llamado Icarly.

Se volvió loca cuando la vió y en seguida se puso a probar distintos peinados:

¿A que es graciosa?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *