Calienta orejas

Tenía pendiente un regalo para mi sobrina Miriam, después de pensar qué podría querer opté por hacerle unos prácticos calienta orejas para el frío pueblerino.

Como es una niña muy alegre y, tanto a ella como a mí, nos encantan los colores no había la menor duda en cuanto a la composición.

Parte exterior:

Parte interior:

Exterior terminada:

Las dos cosidas:

El interior:

La diadema:

Y el resultado final:

Darían el pego como cascos, de hecho les dice a sus amigas que está escuchando música (y se lía a cantar como las locas)

¿Qué os parecen?

4 thoughts on “Calienta orejas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *