Conejita Tierna

No era del todo consciente del tiempo que llevaba sin publicar nada… en fin, podría poner excusas, pero mejor paso “al lío”.
Hace unos meses, mi sobrina, e ahijada Marta, me preguntó si podía hacerle una conejita que había visto por internet:
Lo primero es lo primero, así que busqué lana del color del vestido (que era lo único que me hacía falta) y empecé:
Tachán:
Como es una conejita de buena familia, lleva sus refajos, pero la cosa se me fue un poco de las manos y ha acabado teniendo pantalones:
Cometí el error de hacerle el vestido después de terminar el cuerpo, con lo que ha resultado difícil ir haciéndolo al rededor, hacerle las mangas… pero ya lo sé para el siguiente.
Con bolsillo, para que guarde lo que quiera…
Lacito, porque es delicada, como pétalo de rosa…
¡Tachán! 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *