Josh

Últimamente voy poniéndome retos en plan a lo loco, así, sin pensar. Total, pueden pasar dos cosas, que salga o que no, si sale, eso que me he ganado, y si no, lo he intentado. 
Hoy os traigo mi primer muñeco hecho a ganchillo y a punto. 
Este año me propuse que el punto dejara de ser mi asignatura pendiente y el caso es que me gusta mucho, pero siempre suelen ser proyectos más a largo plazo y eso me suele cansar.
En este caso, Josh tiene partes de punto, como la capucha de la sudadera, los puños y el elástico de la cintura o los calcetines. Ha sido toda una aventura eso de usar en tan poco espacio tanta aguja, con tantas puntas y seguir con mis ojos intactos:

Aquí alguna de las partes:

Empezando a unir:

Con pelo y ¡de pie! (a Sara le ha encantado que se quede de pie solito)

Con su gorra y sus zapatillas, nos ha llegado un rapero a la ciudad…

¡Tachán!

Si os gusta algún muñeco con partes de punto, no lo dudéis, poneos, es cuestión de tener paciencia y tranquilidad, porque os va a sorprender (como a mí) que sale y además vais a aprender cosas nuevas (hasta aquí mi consejo de madre).

Ahora está en poder de su dueño, Iván, que cada vez que lo coge le da un “aaaayyyy”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *