POR FÍN, llegó PÍO


Llevo tiempo hablando de un tal Pío. En casa ya lo conocían hasta descuartizado y es que han sido muchas las vueltas que le he dado y los viajes que se ha llevado este pequeño individuo hasta estar, por fin, acabado.
Pues bien, ha llegado el momento de presentarlo en sociedad:
Él es Pío. Es la mascota de la clase y el encargado de presentar las actividades. 
La idea era hacer de él, la mascota viajera que lleven los niños a sus casas. 
Me puse manos a la obra, empezando por la patita:

Ya tenemos dos patitas, ahora a por el cuerpo:

Después de hecho y de darle unas cuantas vueltas no me gustaba!! Era muy pequeño!

Así que… a deshacer y volver a empezar:

Esto ya es otra cosa:

Ahora a por la cabeza:

Y las alitas:

La colita:

Los ojos:

Más las plumas de la cabeza:

 TACHÁN!!!!

Ah, y con su piquito!

 Mira cómo posa!

Y, en su nuevo hogar:

Lo mejor de todo ha sido que los niños lo han reconocido!!! YUJU!!!!

1 thought on “POR FÍN, llegó PÍO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *